Crítica: ‘El Patio de mi Cárcel’ de Belén Macías

Pudimos ver la ópera prima de Belén Macías, en la Sección Oficial del pasado Festival de Cine de San Sebastián. La película, cuenta con un grandioso elenco de actrices, algunas de ellas ya reconocidas y algunas todavía (desgraciadamente) sin reconocer: Verónica Echegui, Candela Peña, Ana Wagener, Violeta Pérez, Patricia Reyes Espíndola, Natalia Mateo, Blanca Portillo, Ledicia Solá, María Pau Pigem, Blanca Apilánez y las colaboraciones de Rúben Ochandiano y Raúl Arévalo.


“El patio de mi cárcel” es una historia de mujeres, de mujeres presas, excluidas y que se centra en la historia de Isa, una atracadora, ácida y generosa, incapaz de adaptarse a la vida fuera de la cárcel. Y de su grupo de amigas: Dolores, una gitana rubia que ha matado al marido; Rosa, una frágil y tierna prostituta; Ajo, una chica enamorada de Pilar que vivirá su amor hasta el límite de lo soportable; Luisa, una cándida colombiana sorprendida por un entorno que no comprende… La llegada de Mar, una funcionaria de prisiones que no se adapta a las normas de la institución, supondrá para esas mujeres el inicio de un vuelo hacia la libertad. Con la ayuda de Adela, la directora de la prisión, crearán Módulo 4, el grupo de teatro que las llenará de fuerza para encarar el “mal bajío” con el que llegaron al mundo.

Podríamos calificar ‘El Patio de mi Cárcel’ dentro de ese cine social al que tan acostumbrados nos tiene la industria cinematográfica española. El debut de Belén Macías nos cuenta pocas cosas nuevas en este sentido, ya que de una forma u otra hemos visto historias sobre drogas, prostitución, etc, lo que hace que al espectador le quede un recuerdo lejano de todas estas situaciones.
Pero encontramos tres aspectos interesantes en la cinta, y el primero de ellos, sin duda, tiene que ver con el carácter social del film: el teatro en la cárcel como medio de reinserción y evasión para las presas. Macías analiza la importancia de que las presas (y presos, indirectamente) se sientan necesitadas y formen parte de algo y se olviden así de que están encerradas, llenándolas de ilusión y esperanza y haciéndolas sentir un poco más libres.
El segundo aspecto interesante es la relación que se establece entre las presas, aunque algunos de los personajes queden algo desdibujados. Desde la amistad, la necesidad de cariño, los celos hasta el odio más profundo y el amor más apasionado.

Y por último, el tercer aspecto, sin duda el más interesante y el que hace que realmente valga la pena ir a ver la película, que es la espléndida interpretación de todas y cada una de sus actrices: Verónica Echegui, llena de fuerza y debilidad al personaje de Isa, una madre soltera adicta a las drogas condenada por robo y con un gran talento para el teatro y que en mi opinión es una clara candidata al Goya a la Mejor Actriz; Candela Peña, más tierna que nunca interpretando a Mar, la funcionaria de prisiones que enseña a las presas que hay algo bueno esperándolas fuera y lucha por hacer su estancia en la cárcel más llevadera; Natalia Mateo, se entrega al máximo en su papel de enamorada despachada; la bestialidad de Maria Pau Pigem; el eterno arte de Ana Wagener y sin olvidarnos de Violeta Pérez, Blanca Portillo, Ledicia Solá, Patricia Reyes Espíndola o Blanca Apilánez.

Anuncios

3 Respuestas a “Crítica: ‘El Patio de mi Cárcel’ de Belén Macías

  1. Yo hace ya tiempo que vi la película y sinceramente me parece que no merece la pena en absoluto, se salva tan solo la que hace de gitana (Ana Wagener) y algo Candela Peña, la Echegui, no se quita el sanbenito de bacalaera y macarrilla, el guión poco original y flojillo, no transmite, o al menos a mi.Saludos…

    Me gusta

  2. Bueno, yo creo que cualquier buen trabajo merece la pena, aunque el guión no nos ofrezca nada nuevo y sea poco original, las actrices si consiguen emocionarme y la dirección no está nada mal.Ana Wagener está enorme haga lo que haga y Candela Peña le sigue, pero a mí, la Echegui me encanta. Y aunque todos los papeles que haya hecho, sean de macarrilla, son muy distintos y ella sabe darle esa diferenciación. Además, la he visto en otros registros como ‘La casa de mi padre’ de Gorka Merchán, que todavía no se ha estrenado o en ‘El menor de los males’. Yo creo que la Echegui va a sorprender.

    Me gusta

  3. Alberto Q.http://www.lacoctelera.com/traslaspuertasUf, regulín regulán. Para mí es un quiero y no puedo. Titulé mi crónica así: “Buenas intenciones que se quedan a medias”.http://www.lacoctelera.com/traslaspuertas/post/2008/09/26/preestreno-el-patio-mi-carcel-buenas-intenciones-seRESUMOLo mejor: Las interpretaciones estupendas en general, destacando Ana Wagenes y Candela Peña. También Verónica Echegui demuestra que puede hacer mucho más que “La Juani.Lo peor: temas manidos y personajes desdibujados y desaprovechados.Saludos!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s