Goya 2016 – 5 películas candidatas, 1% de entradas vendidas

premios goyaCon la 30ª ceremonia de los Premios Goya a la vuelta de la esquina, además de predicciones y artículos sobre la historia de los premios, también aparecen cifras y muchos procentajes sobre la situación de nuestro cine. Uno de ellos es este de El País en el que nos traen la terrible confirmación, con datos de FAPAE (Confederación de productores audiovisuales) de que las cinco películas que optan al Goya a la Mejor Película, sólo suponen un 1% de las entradas que se vendieron en España en 2015.

Así, si sumamos todos los espectadores que acudieron a ver ‘La Novia’, ‘Truman’, ‘Un día perfecto’, ‘A cambio de nada’ y ‘Nadie quiere la noche’ no suman más de 1,1 de los 94 millones de espectadores que hubo en España el año pasado. Con estos datos, es extraño pensar que los Premios Goya pueden causar interés en el español medio que sólo escucha hablar del cine español si Dani Rovira, Santiago Segura o Mario Casas están envueltos en él o, lo que es lo mismo si las películas no salen anunciadas en televisión.

Es triste, por lo tanto, que no existan otros métodos de llamar la atención del espectador no potencial que a través de la promoción televisiva (o a pie de calle en marquesinas varias), ya que el bombardeo publicitario sólo es accesible para muy pocas de las producciones españolas.

'Nadie quiere la noche' de Isabel Coixet

‘Nadie quiere la noche’ de Isabel Coixet

Es mucho más triste (sí, todo es muy triste), que además de que el público no llegue a conocer estos títulos, no tenga el menor interés por ellos. Y aunque hay que reconocer que en los últimos año el prejuicio frente al cine español se ha reducido un poco gracias a los blockbuster made in Spain que DEBEN existir (y parece que por fin hemos dado en el clavo), da pena pensar que la gran parte del público que elige un título español lo haga basándose ÚNICAMENTE en el factor entretenimiento, dejando de lado cualquier otro tipo de factor cultural o artístico, reduciendo mucho la oferta de cine español en la que están interesados.

Pero volvamos a las cifras, que nos ponemos a hablar de por qué el público no va a ver cine español salvo excepciones y se nos va de las manos. En el mismo artículo, nos cuentan que sólo uno de los cinco títulos más taquilleros opta al Goya, ‘Atrapa la bandera’ de Enrique Gato en la categoría de Mejor Película de Animación.

O hablando en términos de cuota de mercado, el cine español logró un 19%, con 17,8 millones de entradas vendidas en 2015 y hablando en términos de Goya, sól0 6 de cada 100 de esas entradas fueron para las cinco candidatas al Goya este año. Y para afinar más, las cinco películas españolas más taquilleras acumularon 10,8 millones de espectadores.

'Un día perfecto' de Fernando León de Aranoa

‘Un día perfecto’ de Fernando León de Aranoa

En cuanto a la pelea entre el público y los Premios Goya también hay diversidad de opiniones entre los profesionales de la industria. El otro día, en la cena de los nominados, Gracia Querejeta, vicepresidenta de la Academia decía (y con razón) que “no son premios a la taquilla. Votan los académicos y está bien que no se dejen influir por el mercado” (aunque se dejan influir por otros factores, pero ese es tema para otro post).

Por su parte, Dani Rovira, maestro de ceremonias y protagonista de ‘Ocho apellidos vascos’ y su secuela, ambas líderes en taquilla en su año, afirmaba que “hacemos cine para el público, no para la crítica”. Dos versiones, y dos formas de entender el cine, pero que no se atreven a entrar en el debate de que a través de la educación cinematográfica del público (algo arduo y laborioso que vete tú a saber cómo se hace), público y crítica podrían llegar a coincidir unánimante. Lo sé, en un mundo ideal.

Pero vuelvo al tema, que me he perdido otra vez y ya para terminar lanzo dos preguntas: ¿deben los Goya premiar lo mejor de nuestro cine o premiar lo que saca a flote a la industria y llena las arcas del Estado? ¿Deben servir los Goya como plataforma promocional de esos títulos que no llegan al espectador medio y disfrutar de ese minuto de gloria (y con suerte un reestreno) a pesar de que casi no interesan a nadie? Nosotros opinamos que sí: es lo único que nos queda (y mejor no hablemos del cine independiente).

Fuente: El País

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s