Marchando Una de Cortos: ‘Los desheredados’ de Laura Ferrés

En la pasada 70º edición del Festival de Cine de Cannes hubo muy poca presencia española compitiendo, lo que ha hecho saltar las alarmas en cuanto a la calidad de nuestro cine. Una alarma totalmente falsa y es que el paso del cine español por el último Cannes, aunque escaso, fue triunfal: el Premio del Jurado en Una Cierta Mirada a ‘Las hijas de Abril’, la película chilena protagonizada por Emma Suárez o el premio Écrans Juniors a ‘Verano 1993’ de Carla Simón son buena muestra de ello.

Pero el triunfo más importante de todos fue el de ‘Los desheredados’, el cortometraje de la catalana Laura Ferrés que competía en la Semana de la Crítica, uno de los festivales que se celebran en paralelo con el gigante de la Croisette y en el que se encuentran las mejores sorpresas. Y es que el cortometraje de Ferrés se alzó con el Premio Descubrimiento Leica, demostrando que el cine que se hace desde lo más cercano y conocido es el que más emociona y coloca a una nueva director a seguir en nuestro radar.

La premisa del trabajo de Laura Ferrés no puede ser más sencilla: la directora cuenta la historia de Pere Ferrés, su propio padre, y como se enfrenta a los últimos días antes de cerrar la empresa familiar de alquiler de autocares ante la implacable crisis financiera. Pero la sencillez de la premisa se complica gracias a la forma en la que la directora se aproxima a la figura de su padre y como consigue que la cámara no se aparte de él.
Pere trata de mantener su dignidad hasta el final, haciendo su trabajo como si no estuviera a punto de echar el cierre al negocio, con la única diferencia de más tiempos muertos y una actitud más derrotista, nostálgica y consciente de que los tiempos han cambiado y que sus servicios como conductor de autobuses para despedidas de soltero/a ya no son necesarios.

Pere fuma dejando pasar el tiempo, encuadrado en planos simétricos y asimétricos llenos de luces y sombras en espacios industriales; se enzarza de discusiones con clientes impertinentes -a los que no vemos, no nos interesan- que destrozan su autobús; baila canciones de Joe Crepúsculo discotecas donde sus clientes celebran o charla con su madre sobre cosas cotidianas, el trabajo y la familia.

Con ‘Los desheredados’, Laura Ferrés ficciona de manera orgánica la historia de su padre, un momento decisivo en la vida de una familia que, a pesar de todo, usará uno de los autobuses de Pere para ir juntos a la nieve. Ferrés observa esa realidad escenificada para ella de forma tan sincera, natural y personal que su excelente concepción de los especios y utilización de la luz natural y sus encuadres no hacen más que embellezcer los últimos coletazos de rutina y convertir en universal la historia de su padre. Porque es su historia, pero también el reflejo de un país en tiempos de crisis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s