Así será la gala de los 32º Premios Goya

Joaquín Reyes & Ernesto Sevilla, Presentadores de los Premios Goya 2018 ©Enrique Cidoncha

*Publicado con anterioridad en Espinof.com

Cada año igual. Cada año nos preguntamos si, por fin, habremos aprendido a hacer galas, haciéndolas nuestras y no tratando de imitar las imposibles (por presupuesto, por experiencia y porque son los reyes del show business) de Hollywood. Y cada año nos llevamos una gran decepción y nos decimos: “¿Por qué habremos tenido esperanzas si siempre pasa lo mismo?”.

Sin embargo, no nos importa. A pesar de todo, siempre disfrutamos como enanos la gala de los Goya (sí, hablo en plural, pero me refiero a mí), y casi tanto como hablar de sus virtudes y defectos al día siguiente de la ceremonia, nos gusta desengranar los detalles que conocemos de la misma para intentar descifrar si este año sí será en el que por fin, empezamos a hacer galas amenas y divertidas.

Y, ¡ojo! Que soy de las que opina que hemos tenido galas bastante memorables. De hecho, todavía no ha habido un maestro de ceremonias que le llegará a la suela de los zapatos a Madame Rosa María Sardà o la gala de hace 15 años, la reivindicativa y necesaria gala que realizó la compañía de teatro Animlario, capitaneada por Alberto San Juan y Guillermo Toledo (por cierto, os recomiento este artículo de Javier Zurro sobre sus consecuencias).

En fin, no perdamos la esperanza. Igual este año es el bueno. Juguemos a adivinar cómo será la ceremonia. No hablaremos de los premios, que ya os lo contamos aquí.

El humor de los maestros de ceremonias

Confieso que nunca he sido muy fan de Muchachada Nui ni su humor, por lo que la idea de que Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla vayan a estar las cuatro horas que dure la gala (sabemos que aunque se propongan lo contrario va a ser larguísima) no me parece muy atractiva. En la rueda de presentación de la ceremonia, aseguraron que serán “fieles a su humor abstracto, surrealista, manchego y blanco”. Cuatro horas de humor gañán, no lo tengo muy claro, pero les daremos una oportunidad.

No dudamos que harán de las suyas: tendremos clips parodia (o similar) de las películas y podemos esperar alguno de sus hits de ‘Celebrities’ porque…¿quién no ha visto el episodio de Isabel Coixet? Y siendo su película una de las más nominadas, no se va a librar de la broma. Qué dios nos pille confesados.

¿Feminismo?


En esa rueda de prensa también aseguraron que no quieren hablar de política, pero que sí se unirán a la reivindicación del feminismo y de la lucha de la mujer por la igualdad, contra la violencia de género y los abusos sexuales que han azotado en los últimos meses a la industria cinematográfica mundial. Sin embargo, sus declaraciones al respecto no fueron muy acertadas al decir que “es una moda muy positiva la de defender a la mujer”. Si empiezan pensando que es una moda y en lo efimero de la misma, mal vamos.

De hecho, el equipo de guionistas está compuesto únicamente por hombres, aunque estos están capitaneados por una mujer: Cristina López, como directora de contenidos y responsable del equipo de guión, y cuyo nombre ha sido excluido de todas las notas de prensa lanzadas para lanzar la gala de los Goya 2018. ¿El motivo? Saquen sus propias conclusiones, o lean aquí a mi querida compañera Henar Álvarez sobre el falso feminismo que parece que predican este año en la ceremonia.

Los abanicos #MásMujeres

Mientras esperamos a ver lo que los chanantes entienden por feminismo -¡tenemos esperanzas, no crean!- la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA) repartirá 1800 abanicos rojos y utilizarán el hashtag #MásMujeres para reivindicar el papel de la mujer en el cine español y en la industria cinematográfica en general. Un abanico rojo como símbolo del bochorno por no verse, todavía, debidamente representadas en nuestro cine y por verse sometidas al acoso sexual que, por fin, está saliendo a la luz.

Una reivindicación que ya se vio en los pasados Premis Gaudí, donde las mujeres posaban con unos carteles con el hashtag #LesDonesSomAquí (‘las mujeres estamos aquí’). Y es que las cifras de este año, no son mejores que las del año anterior: sólo un 7% de las películas hechas en España están dirigidas por mujeres, un dato bastante significativo teniendo en cuenta que la película más exitosa a nivel internacional está dirigida por una, lo que significa que no, los hombres no son mejores que las mujeres haciendo cine.

Debatiendo la palabra ‘moda’ utilizada por Reyes y Sevilla, la presidente de CIMA, Viginia Yagüe aseguró que las mujeres “no queremos la igualdad por moda, es una cuestión vital” y que les resulta muy alarmante que el porcentaje que hace cine en nuestro país sea el mismo de hace 10 años, cuando se fundó la asociación. Además resaltaron que en las escuelas y universidades especializadas en cine la mayoría son mujeres pero que la “estructura masculinizada” hace que consigan menos becas y algo esencial: “si la producción es precaria, todo lo demás hasta la distribución será precaria”.

Lanzan una llamada a los hombres feministas para poder “romper con el círculo”.

Los políticos que irán a la gala

Con lo de que Ernesto Sevilla y Joaquín Reyes no hablarán de política, los politícos invitados a la gala podrán respirar tranquilos, aunque esperamos que les pongan en algún pequeño aprieto. La novedad de este año es que Pedro Sánchez volverá a la gala como representante del partido socialista después de que el año pasado todavía no había sido reelegido como como secretaria general.

Además de Sánchez repetirán ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, también en calidad de ‘conseller de Cultura de Catalunya, dado que se mantiene la aplicación del artículo 155 y con dos películas catalanas como favoritas, puede ser muy divertido. También han confirmado Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, Albert Rivera de Ciudadanos, Pablo Iglesias de Podemos y Alberto Garzón de Izquierda Unida.

Las actuaciones musicales

Sabemos que Marlango, la banda capitaneada por la también actriz Leonor Watling actuará en la ceremonia porque eso de que haya alguna que otra actuación musical hace que sea algo más amena. Estamos de acuerdo siempre y cuando no se marquen 3 canciones seguidas como en una ocasión en la que Miguel Poveda estuvo como 15 minutos cantando hacia el final de la ceremonia (que ya se había alargado más de la cuenta).

Aunque reivindicamos el modelo de los Oscar en el que se interpretan las canciones nominadas, lo que verdaderamente esperamos es que no queramos ser Hollywood y hacer un espectáculo digno de Broadway porque sabemos que sólo salió bien una vez: cuando lo protagonizó Luis Tosar (no me canso de verlo, ¿vale?).

Riqueza idiomática entre las nominadas

Castellano, catalán, euskera e inglés son las cuatro lenguas que se hablan en las películas nominadas este año a los Goya, lo que demuestra que parece que se están rompiendo los prejuicios y empezamos a aceptar que se habla más que castellano en nuestro país…¿o no?

Lo que de verdad nos encantaría es que en los clips anunciando las películas nominadas se vieran en versión original con subtítulos. Si la gente se acostumbrará a escuchar catalán, euskera o galego, otro gallo cantaría. Esperamos que así sea, aunque con TVE retransmitiendo la ceremonia, nunca se sabe.

Entregadores de premios e invitados

Auguramos una alfombra roja abarrotada de estrellas. Entre los que encargados de entregar premios encontramos nombres como Paco León, Leticia Dolera, Paula Ortiz Ernesto Alterio, J.A. Bayona, Rossy de Palma, Najwa Nimri, José Sacristán, Santiago Segura, Belén Rueda o Concha Velasco, entre otros.

Por su parte, tendremos la satisfacción de que las estrellas nominadas con agendas más apretadas y complicadas estarán presente en la ceremonia: los británicos Emily Mortimer y Bill Nighy, nominados por ‘La Librería’ de Isabel Coixet y Javier Bardem y Penélope Cruz, nominados por ‘Loving Pablo’ de Fernando León de Aranoa.

Antonio de la Torre y Maribel Verdú baten el récord

Tanto Antonio de la Torre como Maribel Verdú alcanzan, con sus nominaciones de este año, las 11 nominaciones a los Goya cada uno, convirtiéndose en los actores más nominados de la historia del cine español. No es díficil: son dos de los actores que más trabajan en nuestro cine. Sin embargo, ella sólo lo ha ganado en dos ocasiones, por ‘Siete mesas de billar francés’ y por ‘Blancanieves’ y él, sólo uno, en 2006 por ‘AzulOscuroCasiNegro’. Este año, tampoco lo ganarán.

Sin embargo lo de de la Torre es aún más curioso y es que hasta existe hacer un “delatorre” que consiste en estar nominado en dos categorías y es que, como ocurre este año que concurre en protagonista por ‘Abracadabra’ y en secundario por ‘El autor’, el malagueño se ha visto en esa tesitura en otras dos ocasiones: 2012 y 2013.

Reyes Abades

Esta semana nos dejaba Reyes Abades que, para quienes no lo sepáis o nunca hayáis visto la gala de los Goya (porque siempre estaba nominado y tiene la friolera de nueve cabezones), era el gran especialista de efectos especiales de nuestro cine, además de ser muy querido por toda la industria y haber trabajado, literalmente, con todo el mundo.

Será la gran nota triste de la noche, porque además, Abades está nominado por dos películas en la categoría de Mejores Efectos Especiales: ‘Oro’ de Agustín Díaz Yanes y ‘Zona hostil’ de Adolfo Martínez Pérez. Una gran pérdida para el cine que hizo con películas como ‘El laberinto del fauno’ de Guillermo del Toro o ‘El día de la bestia’ de Álex de la Iglesia, entre muchísimas otros, alcanzarán la grandeza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.