críticas, Festivales

Crítica | ‘Los Europeos’ de Víctor García León

En 1960, Rafael Azcona apenas había comenzado su carrera como guionista, pero ya tenía varios libros publicados. Sin embargo, la novela que acababa de terminar, ‘Los Europeos’ fue prohibida por la censura de la España de la época y la editorial Arión tuvo que recurrir a una imprenta francesa para que pudiera ver la luz. Luis García Berlanga expresó su deseo de llevar al cine esta tragicomedia que parecía molestar tanto, pero no pudo ser. Sólo un año después dirigiría ‘Plácido’, con guión de Azcona y la primera de una serie de películas que les convertirían a ambos en pura historia del cine español.

Sesenta años después, el madrileño Víctor García León firma como su cuarto largometraje como director, una adaptación de aquella novela censurada que hablaba sobre esa característica tan española reflejada en la expresión “un quiero y no puedo”, en una época en la que se aparentaba que todo iba bien. ‘Los Europeos’ se camufla en una luminosa comedia para ser una constatación más de que la historia de España es triste y que las vacaciones y los romances veraniegos eran el único soplo de aire fresco al que aferrarse.

Dos españoles en la Ibiza de los 50

Miguel se gana la vida como delineante, pero el verano de 1958, Antonio, el hijo tarambana de su jefe, le arrastra a veranear a Ibiza, donde le han hablado de lo fácil que es ligar con europeas. Tras los primeros escarceos desesperados con unas chicas valencianas que se encuentran a su llegada, los dos amigos van conociendo la particular fauna de juerguistas que pululan por la isla con ganas de pasárselo bien. Mientras Antonio enlaza fiestas y salidas nocturnas, Miguel, parece no encajar y se mantiene al margen. Hasta que se siente seducido por Odette, una francesa encantadora y misteriosa.

‘Los Europeos’ arranca, directamente, con la llegada de Miguel y Antonio a Ibiza. Recorren cada fiesta de la luminosa Ibiza con el único objetivo de ligar. A uno se le da estupendamente, al otro no tanto. Víctor García León filma sin tapujos y con una fotografía deliciosa que corre a cargo de Eva Díaz, esas alocadas fiestas, felices, amenizadas con canciones francesas e italianas que nos trasladan a esos veranos mágicos de los 60. Sin preocupaciones, de resacas en la playa con sabor a sandía y noches eternas a orillas del Mediterráneo.

Raúl Arévalo y Juan Diego Botto están perfectos en este viaje. Por un lado, Arévalo, como ese empleado que vive en una pensión y se deja arrastrar por el hijo caradura de su jefe para embarcarse en este viaje. Se encuentra fuera de lugar en las fiestas veraniegas rodeado de europeas, mujeres sin tapujos, liberadas. Torpe en sus intentos torpes de pertenecer a ese mundo luminoso tan alejado del suyo. Rídiculo, triste y desesperado por encajar y formar parte de ese modo de vida que los demás viven con tanta naturalidad y parecen disfrutar.

Por otro, un brillante y descarado Botto que sí sabe pertenecer, o al menos aparentarlo. Seduciendo mujeres españolas y extranjeras, con esa superioridad del macho seductor que conquista a una mujer detrás de otra. Mujeres con las que no se casará nunca porque no son “buenas chicas” ni tiene la imagen de “la perfecta esposa”.

Los dos actores disfrutan interpretando a estos personajes cuyo denominador común es olvidarse de su rutina, y ser, por una vez, algo parecido a un europeo: feliz, sin preocupaciones, libre. Han huido de la ciudad gris, un viaje de evasión de la España franquista, gris y dolorida.

Una España que terminará dándoles una bofetada para que no se olviden que ese mundo de playas perfectas y mujeres europeas sexualmente liberadas es tan sólo un espejismo con el que sólo pueden soñar unos días al año, y con suerte. Y es que ese país ultracatólico, machista, intolerante y violento, forma tan parte de ellos, que jamás podrán alejarse de él del todo.

Por eso ‘Los Europeos’ se camufla en una comedia, pero en realidad es un retrato meláncolico y triste de lo que fuimos, y de lo que todavía somos. Nos enseña la luz para hacer más evidente la oscuridad. Porque como dijo Jaime Gil de Biedma “de todas las historias de la Historia, la más triste sin duda es la de España, porque termina mal”.

‘Los Europeos’ se estrena el 31 de agosto en Orange Series, con la esperanza de que también alcance los cines muy pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .